miércoles, 13 de noviembre de 2019



New York, (SL) -En conversaciones con importantes influyentes de la música y el espectáculo tanto del país, como del extranjero, coincidimos en que efectivamente a diferencia de otros tiempos, en la música urbana y la salsa que se produce en el país hay una tendencia a perder la rentabilidad.

En el caso del Dembow y sus exponentes, estos están cada vez más enfocados en ofenderse y crear conflictos entre ellos que a trabar en busca de reconquistar a un público que comienza a exigir mayor calidad lírica, musical e interpretativa.



En pocas palabras, mientras crece el nivel de educación del joven del barrio, menos posibilidad de permanencia obtendrá el exponente urbano que no se preocupe en su crecimiento como artista y como persona.

El caso de la salsa, es un asunto de trabajo e inversión, el cual debe estar sustentado en una plataforma logística con miras a lograr que los existentes y nuevos exponentes puedan conectar con el público, pues demás está por decir que ni Yiyo Sarante, ni Chiquito Team Band, podrán por si solos evitar el colapso del género.

Desde el 2018 a la fecha se registra una buena Zafra para nuestro merengue, las redes que no te mienten, sirven de parámetros para mostrar el continuo trabajo de los merengueros, a tal punto que esta noche millones de personas podrán reafirmarlo en los ‘Grammy latinos’, a través de las nominaciones de “Juan Luis Guerra, Milly Quezada, Pavel Núñez, Vicente García, e Ilegales.



Fuente: Agustín de la Cruz ( Sugar)
Enviado por: Edward Sanchez

0 comments:

DE INTERES

 
message