martes, 4 de junio de 2013


Santo Domingo.-El destacado pintor dominicano José Cestero presenta el 4 de junio a las 7 de la noche en la Sala de exposiciones temporales Paul Giudicelli de Casa de Teatro, su más reciente exposición individual titulada “A cien metros de Casa Teatro”, en la que en 35 pinturas de su autoría, realiza un amplio recorrido por la fascinación histórica y arquitectónica de la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

Las pinturas de variados formatos producidas en óleo y acrílico sobre tela, provienen de una exclusiva colección privada conservada durante largos años por sus primeros propietarios, por lo que es la primera vez que se exhibirán en público. Según se ha informado, las obras pertenecieron originalmente al coleccionista y poeta Juan Arístides González. La exposición tiene como Comisario al coleccionista de arte Yuri Ruiz Villalona, nuevo propietario de la colección; y como Curador, al Crítico de Arte Abil Peralta Agüero.

El pintor José Cestero, ampliamente galardonado y reconocido por historiadores y especialistas de arte del país, ha merecido la atención de su trayectoria artística como sujeto de estudio y análisis, tanto por la calidad técnica, estilística y libre modo de expresión y manipulación del proceso creador y producción de sus pinturas, como por haber hecho de la Ciudad Colonial el centro de su arte en las ultimas décadas, razón por la que destacados especialistas del arte nacional como el escritor Efraím Castillo lo han calificado “Como el último de los maestros puros, el pintor de la Calle El Conde”; iguales niveles de valoración encuentra en la pluma de la reputada crítica de arte Marianne de Tolentino, quien al referirse a su pasión por el abordaje de la Ciudad Colonial como tema, lo define como un artista que “Plasma incansablemente un paisaje urbano efervescente en el que recrea la Ciudad Colonial y sitios seculares”.

Grandes expectativas se han despertado, tanto en el sector cultural como en los distintos núcleos sociales que desde hace décadas han puesto su atención en este pintor nacional, por su pasión y por el extraño caso de ser un artista que no obstante ser un académico y laureado autor de múltiples variables en el dominio técnico y temático de su obra, ha hecho tanto énfasis en el reconocimiento de la Ciudad Colonial como el referente más activo para la producción de su arte.

“Probablemente, ha declarado el afamado pintor, que la expectación en torno a mi próxima exposición sea porque ahora la Zona Colonial está tomando mucho auge, incluso, parece que se ha puesto de moda, tanto así que el gobierno ha decidido devolverle su mejor esplendor, sometiéndola a un intenso programa de restauración y puesta en valor; yo en mis pinturas lo estoy haciendo desde hace ya muchos años, y estos cuadros de Casa de Teatro son la mejor demostración de cuanto digo; hace ya mucho tiempo que hice conciencia de la importancia que tiene el hecho de que nuestra Catedral sea la Primada de América, y de que la Ciudad Colonial se haya merecido el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad”, otorgado por la UNESCO, aseguro.

El maestro Cestero presentó su primera exposición individual profesional en 1966 en la Galería del Palacio Nacional de Bellas Artes; anteriormente había expuesto de manera conjunta en 1963 junto al afamado maestro Iván Tovar; fue discípulo de los consagrados maestros nacionales Jaime Colson, Yoryi Morel, Gilberto Hernández Ortega; y del español José Gausasch, así como del judío alemán Joseph Fulop.

Sus más recientes exposiciones fueron en el 2009, presentada como un especial reconocimiento a la publicación del libro “La ciudad del Ozama” del Arquitecto Eugenio Pérez Montás, ocasión en la que recibió un reconocimiento de parte de la Fundación Amigos del Museo de las Casas Reales; y en el 2012, presentó una muestra individual de sus obras en el Club Náutico de Santo Domingo.

0 comments:

DE INTERES

 
message